Novedades

Encuentro de análisis y debate sobre el Informe de coyuntura económica mayo 2013
 
 
CHARLA DEBATE: Venezuela- Jóvenes, Participación Política y escenario electoral
 
 
 
¿Por qué una fundación de políticas públicas?

Quienes integramos la Fundación compartimos la preocupación por las condiciones de pobreza y desigualdad social en que vive nuestro país y gran parte del mundo. Tal estado de situación obliga, sin duda, a redoblar los esfuerzos que individualmente cada uno de nosotros hace en su cotidianeidad, en pos de encontrar las mejores formas de contribuir a desandar los caminos de la exclusión social. Por separado, no obstante, el quehacer necesario para reconstruir el tejido social se torna insuficiente si no deviene en la organización de voluntades para la construcción de un sujeto colectivo capaz de incidir en las políticas públicas que gobiernan nuestras vidas.

Con esta convicción, decidimos reunirnos en un espacio que permita la reflexión, la investigación y la intervención en el campo de las políticas públicas, con el objeto principal de contribuir a la construcción de una democracia participativa y socialmente justa. De allí la constitución de la Fundación de Políticas Públicas, pensada como un ámbito plural y de profundo compromiso con las utopías de libertad e igualdad. Un ámbito desde el cual podamos articular los esfuerzos de distintos sectores del campo democrático, con sus organizaciones sociales y comunitarias, en sus vertientes académicas, gremiales, religiosas y de gestión y decisión estatal.

En efecto, la desarticulación del espacio público – sitio primordial de la política y la transformación social - es una de las consecuencias más perversas que dejaron las dictaduras militares y la instalación hegemónica del neoliberalismo. Fragmentación social que se expresa en la interpelación a la ciudadanía en su carácter de consumidor, por un lado, y en la emergencia de un individualismo negativo (Castel) para aquellos que ha sido expulsados del trabajo y de las protecciones sociales por las cuales el Estado aseguraba un mínimo de integración social.

Concebimos a las políticas públicas como mucho más que políticas de Estado. Esto significa considerar el significativo rol que asumen los movimientos sociales, las organizaciones no gubernamentales (comunitarias, gremiales, religiosas, educativas) y el sector privado (especialmente medios masivos de comunicación) en la implementación de las políticas de Estado y organización de lo público. De manera que nos proponemos reflexionar sobre las políticas públicas atendiendo a las condiciones sociales, políticas y culturales que explican su formación, promoviendo aquellas que tienden a la profundización de la democracia, revirtiendo el estado actual de pobreza y exclusión social.